sábado, 6 de marzo de 2010

La ficcion del Sabado

Entre luces de una lampara que dicen que moderna, sentí el tocar de mi puerta  ,  y como por arte de magia se coloco por rendija de la puerta una brisa de mar tenebrosa que me heló hasta los huesos , antes de abrir la única salida y entrada de mi pedazo de hogar decidí mirar por el hueco de la puerta y que encontré ? La cara diabólica y asesina de Tomas el pirata , aquel que hace varios años me hundió en el " negocio " de robar tesoros en alta mar , presentí que su visita no tenia una finalidad buena ya que sus rizos color oro esta vez lucían el rojo sangre de una de sus victimas o contrincantes . Abrí la puerta y la vos dura del pirata rugió en mi pequeña habitación , Carlos Montenegro prepara tu puñal que el jefe nos necesita!! fueron las palabras de el . Acto seguido tome de la mesita de noche unas cuantas monedas de oro que me quedaban de mi ultimo robo al gran barco ¨¨ El Habano¨¨ aya  en  la bahía de la habana , también cogí mi puñal de plata y mi pistola ´´matadora´´ así la llamo por su gran labor en su paso por mi vida.

Realmente todo comenzó cuando yo era un joven de 22 años y tras el secuestro de mi Madre Sol Lucia de Montenegro tuve que acceder al chantaje de el que hoy es mi actual jefe y el hombre mas sucio y ruin que he conocido .Volviendo a la noche del sábado corrimos escaleras abajo y montamos en los caballos puras sangre que eran nuestro medio de transporte . Después de diez minutos a todo galope llegamos a al puerto del Salado donde en unos minutos nos embarcamos en una travesía  hacia la isla Coco Solo donde estaban escondidos después de un gran robo los matones de Julian el pata de palo . La rivalidad entre nuestros grupos surgió cuando mi jefe el sucio Rufo le corto la pierna con un acha a Julian ( y desde ese día llamado pata de palo) . En este negocio no se ama la vida ( por lo menos ellos no) ,mi caso es diferente yo hago esto no porque no se hacer mas nada ,bueno se escribir pero esto  no me va a sacar de la pobreza ni me daria un nombre tan reconocido como Carlos Montenegro el Mango de París , por lo menos con este nombre que me he ganado a base de robos y de romances entre las grandes solteronas de París .

Mano en mi catalejo observe a lo lejos los piratas de del otro bando casi muertos de borrachos  y con unas esculturales mulatas provenientes de la Isla de Pinos . El jefe dio la orden de hacernos invisibles , y esperar hasta bien entrada la noche para la la gran pelea . Eran las 11 de noche cuando no quedaba ya ni una gota luz en el mar , parecía como si la luna estaba de nuestro lado o como si nuestro jefe le hubiera pagado una comisión por ocultarse completamente ; arranco el inesperado asalto entre chorros de sangre y disparos locos , muchos murieron pero nuestra labor fue victoriosa hundimos el barco enemigo, enterramos los cadáveres enemigos bajos las matas de coco y nos fuimos a toda velocidad entre las olas del mar . El gran tesoro venia en un baúl de con 100 candados de todos tamaños , después de abrir aquel baúl solo encontramos libros , entre ellos estaba la Biblia , Don  Quijote de la Mancha y 100 años de Soledad . 

Desde aquel día comprendí que por alguna razón debía dedicarme a escribir , por eso hoy lo hago desde  aquí a muchos kilómetros de distancia donde todavía me deben estar buscando por haberme robado el baúl. 

 

5 comentarios:

  1. Hola Pirata. Buen pretexto para escribir el que te ha resultado el tesoro. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bonita historia con moraleja, en ella has reflejado de una forma muy original tu sentimientos y nos has dado a conocer un poquito tu persona.
    Besos.

    Morenilla.

    ResponderEliminar
  3. Disculpa la falta de acentos, es por el teclado.

    Me gusto la historia, por lo corta y por el lenguaje que usas. Te has ido por la estructura en espannol que hizo a Carpentier el maestro que fue. Sin embargo, y no lo hago como critica destructiva, sino constructiva, el uso de la palabra "puerta" cuatro veces en el espacio de tan pocas lineas en el primer parrafo me desconcerto un poco. Desasosiego que luego vino a calmar la excelente narracion del resto del cuento.

    Muchas gracias.

    Saludos desde Londres.

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto lo que dices cuban in london , un buen escritor no debe repetir la misma palabra tantas veces , la verdad no me habia dado ni cuenta

    Saludos

    ResponderEliminar

Deje su comentario aqui y ayudame a saber que piensa de mi escrito